martes, 7 de abril de 2009

“Un Cabritico…” de Pésaj
en Jueves Santo.
Por Miguel Zavala-Múgica+
(Con algunos datos de Wikipedia: La Enciclopedia Libre).
Véase el vídeo con la canción Un Kavritiko, un poco más abajo.
Nuestro “kante yudeo-espanyol” de hoy, para motivar un encuentro entre lo que los cristianos celebramos este Triduo Sacro, y lo que este miércoles, al caer la tarde, celebran nuestros hermanos judíos con el Séder de Pésaj: la Cena de Pascua.


Marc Chagall: Nativité.
El motivo principal parece ser el "cabritico",
siempre coloreado de rojo, flotante entre dos figuras
reconocibles para la iconografía cristiana:
el crucificado y la
Madonna
aquí,
imágenes secundarias.


Las artes plásticas expresan mucho de lo que se nos queda “atorad0 en el garón: en la garganta” con el lenguaje hablado; por ello, he escogido obras del pintor judeo-francés, de origen bielorruso, Marc Chagall (1887-1985)-, ilustrativas de este encuentro judeo-cristiano.
Chagall trabajó para muchos patronos, incluyendo religiosos, como sinagogas e iglesias; en sus obras, solía representar las persecuciones contra el pueblo judío (las nazis o las del régimen ruso de Stalin), mostrando al Pueblo Judío crucificado como Jesucristo quien, a veces, lleva un tálit o manto de oración, como cendal o calzona, y con los tefilim, las ataduras de cuero y cofrecillos para fijar fragmentos de la Escritura a la frente y los brazos, a modo de sogas.
Motivos continuos de la simbólica de Chagall eran el crucificado, un cabrito y un gallo, que aparecían constantemente en sus obras: motivos oníricos –como sacados de un sueño-, entrelazados en su tratamiento ingenuo y cándido, pero lleno de conciencia y dolor.


Marc Chagall: Crucifixión blanca.
En este cuadro se aprecia el tálit o manto de oración judío,
a modo de
cendal del Cristo, mientras éste
aparece rodeado de los horrores de los
pogroms stalinianos.
El
jad gadya o cabritico, aparece muy pequeño, a la izquierda,
siempre coloreado de rojo, y junto a una silla.

El punto de encuentro es el dolor; todos los seres humanos somos susceptibles a él, y –por desgracia-, todos somos capaces de infligirlo a otros, pero venturosamente, Dios nos ha hecho capaces de remediar el mal y paliar el dolor con inteligencia y astucia.
El pueblo judío puede ser representado crucificado, el pueblo palestino también; si un cristiano se ofendiere por ello, sería porque no habría entendido el fondo ni la esencia de la religión que predicó el Maestro de Galilea. Todos hemos sido perseguidos y calumniados en mayor o menor medida alguna vez, pero también podemos convertirnos en crueles verdugos y devolver mil veces el dolor que hemos recibido. Basta, ¡basta! Es preciso amarnos, pero no podemos amarnos sin conocernos… Conozcámonos.

Un kavritiko…
Vamos a oír una canción sefaradí preciosa que se llama: Un Cabritico –o con la ortografía autorizada actual-: Un Kavritiko, y que un poco más abajo, en un enlace de You Tube tenéis, cantada por Yehoram Gaón:
Damos aquí la letra de la canción en ladino. El famoso Cabritico es la versión castellana (o ladina) de Jad Gadya, un cante de Pésaj (Pascua), muchísimo más antiguo, como que data del siglo II, y fue escrito en arameo: גַדְיָה חַד, con algunas palabras hebreas interlineadas. Jad gadya, significa: “un cabrito”; en hebreo: éjad gëdi. De este vamos a dar también la letra.
Este canto era, un juego de niños, una mnemotecnia o juego acumulativo de memoria para aprender mejor: como el famoso “juego de Kim”, pero auditivo. Jad gadya sobrevive –en diversas versiones-, en varias canciones infantiles españolas; en la propia tradición judía, hay otras canciones del mismo tipo, como ’Éjad mi Yodéa, (“¿Quién conoce a Uno?”) y la Jagadáh de Pésaj, ambas se cantan en el mismo contexto de la Cena Pascual.
En la tradición judía ashkenazi (del centro de Europa), Jad Gadya se canta durante el Séder de Pésaj, antes de la última canción, que es: L'shanáh ha-ba'ah b-Irushalayim (“El año próximo en Jerusalén”). Su música, en la tradición ashkenazi, es del género folclórico medieval alemán.
Además de ser un juego, esta canción guarda un profundo sentido simbólico: ninguna tribulación –por terrible que sea-, es absoluta, ni está por encima de Dios mismo, quien las gobierna todas. El hecho de que valores tan serios e importantes vengan codificados en canciones tan "simples", habla de una filosofía, una actitud ante la vida y una preocupación por la educación de los niños entre el Pueblo Judío, que a los cristianos debiera llamarnos la atención y ponernos a trabajar. Nuestros catecismos y escuelas dominicales son... una pena (cuando no una vergüenza).
Algunos sionistas creen que los "personajes" de Jad Gadya muestran las diferentes naciones e imperios que han habitado la tierra de Israel, o han oprimido al Pueblo Judío, representado por el “cabritico” de Pascua. Cierta interpretación hace corresponder al gato con los asirios; al perro, con los babilonios; al palo, con los persas; al fuego, con los macedonios; al agua, con los romanos; al buey, con los sarracenos; al shojet o matarife, con los cruzados; al Malaj ha-Mavet (Ángel de la Muerte), con los turcos; y al final, Dios envía de nuevo a los judíos a su tierra.

Marc Chagall: La Guerra.
Esta obra –representa exilio, matanza y destrucción-, la escena parece desarrollarse sobre el mantel de una mesa (¿del Séder de Pésaj?), o quizá sobre el tálit de oración. El cabritico aparece como presidiendo la escena, pero –en sí mismo-, es un motivo más, y aparece de nuevo, más pequeñito, a la izquierda.
El crucificado aparece también, visible y claro, pero relegado a un extremo.


video


Un kavritiko…

Cantado en ladino por Yehoram Gaón

(Esta versión habla de dos moneditas -levanim-, variante con el arameo original que habla de zuzim -zuzei).

Un kavritiko
ke lo merkó mi padre…

Por dos levanim, por dos levanim.

Vino el gato,
i se comió al kavritiko,
ke lo merkó mi padre…

Por dos levanim, por dos levanim.

Vino el perro i modrió al gato,
ke se comió al kavritiko,
ke lo merkó mi padre…

Por dos levanim, por dos levanim.

Vino el palo i ajarvó (*) al perro
ke modrió al gato,
ke se comió al kavritiko,
ke lo merkó mi padre...

(*) golpeó

Por dos levanim, por dos levanim.

Vino el fuego ke kemó al palo,
ke aharvó al perro,
ke modrió al gato,
ke se comió al kavritiko,
ke lo merkó mi padre…

Por dos levanim, por dos levanim.

Vino la agua, i amató (*) al fuego,
ke kemó al palo,
ke aharvó al perro,
ke modrió al gato,
ke se comió al kavritiko,
ke lo merkó mi padre...

(*) amatar = apagar

Por dos levanim, por dos levanim.

Vino el buey i se bevió la agua,
ke amató al fuego,
ke kemó al palo,
ke i aharvó al perro,
ke modrió al gato,
ke se comió al kavritiko,
ke lo merkó mi padre…

Por dos levanim, por dos levanim.

Vino el shohet (*), i degoyó al buey,
ke se bevió la agua,
ke amató al fuego,
ke quemó al palo,
ke i aharvó al perro,
ke modrió al gato,
ke se comió al kavritiko,
ke lo merkó mi padre…

(*) shojet = matancero que hace la shejitáh, matanza ritual para la comida judía autorizada o kósher.

Por dos levanim, por dos levanim.

Vino el Mal’ah ha-Mavet (*),
i degoyó al shohet,
ke degoyó al buey,
ke se bevió la agua,
ke amató al fuego,
ke quemó al palo,
ke i aharvó al perro,
ke modrió al gato,
ke se comió al kavritiko,
ke lo merkó mi padre…

(*) Malaj ha-Mavet = "Ángel de la Muerte".

Por dos levanim, por dos levanim.

Vino El Santo bendicho(*) … …
I degoyó al Mal’ah ha-Mavet,
ke degoyó al shohet,
ke degoyó al buey,
ke se bevió la agua,
ke amató al fuego,
ke quemó al palo,
ke i aharvó al perro,
ke modrió al gato,
ke se comió al kavritiko,
ke lo merkó mi padre...

(*) Dios.

Por dos levanim, por dos levanim.

::::::::::::::::::::::::::::::

Jad gadya…
(Original arameo, transliterado)

Las palabras en negrita (o coloreadas de rojo), son hebreas.

Jad gadya, jad gadya,
d’zabin abáh bitrei zuzei.

Jad gadya, jad gadya.

V’ata shunra v’ajlah l’gadya, d’zabin abáh bitrei zuzei.

Jad gadya, jad gadya.

V’ata kalba ve-nashaj l’shunra, d’ajlah l’gadya d’zabin abáh bitrei zuzei.

Jad gadya, jad gadya.

V’ata jutra, v’hikkah l’kalba d’nashj l’shunra, d’akhlah l’gadya d’zabin abáh bitrei zuzei.

Jad gadya, jad gadya.

V’ata nura, v’saraf l’jutra d’hikkah l’kalba, d’nashaj l’shunra, d’akhlah l’gadya d’zabin abáh bitrei zuzei.

Jad gadya, jad gadya.

V’ata maya, v’javah l’nura d’saraf l’jutra, d’hikkah l’kalba d’nashaj l’shunra, d’ajlah l’gadya
d’zabin abáh bitrei zuzei.

Jad gadya, jad gadya.

V’ata tora, v’shatah l’maya d’javah l’nura, d’saraf l’jutra d’hikkah l’kalba, d’nashaj l’shunra, d’ajlah l’gadya d’zabin abáh bitrei zuzei.

Jad gadya, jad gadya.

V’ata
ha-shojet, v’shajat l’tora d’shatah l’maya, d’javah l’nura d’saraf l’jutra, d’hikkah l’kalba d’nashaj l’shunra, d’ajlah l’gadya d’zabin abáh bitrei zuzei

Jad gadya, jad gadya.

V’ata
Mal'aj ha-Mavet, v’shajat le-shojet d’shajat l’tora, d’shatah l’maya d’javah l’maya, d’saraf l’jutra d’ hikkah l’kalba, d’nashaj l’shunra, d’akhlah l’gadya d’zabin abáh bitrei zuzei.

Jad gadya, jad gadya.

V’ata
ha-Kadosh Baruj Hu, ve-shajat l’Mal'aj ha-Mavet, d’shajat le-shojet d’shajat l’tora, d’shatah le-maya d’javah l’nura, d’saraf l’jutra d’hikkah l’kalba, d’nashaj l’shunra, d’ajlah l’gadya d’zabin abáh bitrei zuzei.

Jad gadya, jad gadya.

Jad Gadya

(Original arameo con grafía hebrea).

חַד גַּדְיָא

חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא
דְּזַבִּין אַבָּא בִּתְרֵי זוּזֵי
חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא
וְאָתָא שׁוּנְרָא, וְאָכְלָה לְגַּדְיָא
דְּזַבִּין אַבָּא בִּתְרֵי זוּזֵי
חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא
וְאָתָא כַלְבָּא ,וְנָשַׁךְ לְשׁוּנְרָא, דְּאָכְלָה לְגַּדְיָא
דְּזַבִּין אַבָּא בִּתְרֵי זוּזֵי
חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא
וְאָתָא חוּטְרָא, וְהִכָּה לְכַלְבָּא
דְּנָשַׁךְ לְשׁוּנְרָא, דְּאָכְלָה לְגַּדְיָא
דְּזַבִּין אַבָּא בִּתְרֵי זוּזֵי
חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא
וְאָתָא נוּרָא, וְשָׂרַף לְחוּטְרָא
דְּהִכָּה לְכַלְבָּא ,דְּנָשַׁךְ לְשׁוּנְרָא, דְּאָכְלָה לְגַּדְיָא
דְּזַבִּין אַבָּא בִּתְרֵי זוּזֵי
חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא
וְאָתָא מַיָּא, וְכָבָה לְנוּרָא
דְּשָׂרַף לְחוּטְרָא ,דְּהִכָּה לְכַלְבָּא
דְּנָשַׁךְ לְשׁוּנְרָא, דְּאָכְלָה לְגַּדְיָא
דְּזַבִּין אַבָּא בִּתְרֵי זוּזֵי
חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא
וְאָתָא תוֹרָא, וְשָׁתָה לְמַיָּא
דְּכָבָה לְנוּרָא ,דְּשָׂרַף לְחוּטְרָא
ּ דהִכָּה לְכַלְבָּא, דְּנָשַׁךְ לְשׁוּנְרָא, דְּאָכְלָה לְגַּדְיָא
דְּזַבִּין אַבָּא בִּתְרֵי זוּזֵי
חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא
וְאָתָא הַשּׁוֹחֵט, וְשָׁחַט לְתוֹרָא
דְּשָׁתָה לְמַיָּא ,דְּכָבָה לְנוּרָא
דְּשָׂרַף לְחוּטְרָא, דְּהִכָּה לְכַלְבָּא
דְּנָשַׁךְ לְשׁוּנְרָא, דְּאָכְלָה לְגַּדְיָא
דְּזַבִּין אַבָּא בִּתְרֵי זוּזֵי
חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא
וְאָתָא מַלְאַךְ הַמָּוֶת, וְשָׁחַט לְשׁוֹחֵט
דְּשָׁחַט לְתוֹרָא,דְּשָׁתָה לְמַיָּא
דְּכָבָה לְנוּרָא, דְּשָׂרַף לְחוּטְרָא
דְּהִכָּה לְכַלְבָּא, דְּנָשַׁךְ לְשׁוּנְרָא, דְּאָכְלָה לְגַּדְיָא
דְּזַבִּין אַבָּא בִּתְרֵי זוּזֵי
חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא
וְאָתָא הַקָּדוֹשׁ בָּרוּךְ הוּא
וְשָׁחַט לְמַלְאַךְ הַמָּוֶת ,דְּשָׁחַט לְשׁוֹחֵט
דְּשָׁחַט לְתוֹרָא, דְּשָׁתָה לְמַיָּא
דְּכָבָה לְנוּרָא, דְּשָׂרַף לְחוּטְרָא
דְּהִכָּה לְכַלְבָּא ,דְּנָשַׁךְ לְשׁוּנְרָא, דְּאָכְלָה לְגַּדְיָא
דְּזַבִּין אַבָּא בִּתְרֵי זוּזֵי
חַד גַּדְיָא, חַד גַּדְיָא


U.I.O.G.D.

Para que en todas las cosas sea Dios glorificado...

Salmo XXIII

Francisco de Quevedo y Villegas


¿Alégra-te, Señor, el Ruido ronco
deste Recibimiento que miramos?
Pues mira que hoy, mi Dios, te dan los Ramos
por darte el Viernes más desnudo el tronco.
Hoy te reciben con los Ramos bellos;
aplauso sospechoso, si se advierte;
pues de aquí a poco, para darte muerte,
te irán con armas a buscar entre ellos.




Y porque la malicia más se arguya
de nación a su propio Rey tirana,
hoy te ofrecen sus capas, y mañana
suertes verás echar sobre la tuya.



Doménikos Theotokópoulos "El Greco"
EL EXPOLIO.
285 cm. x 173 cm.
1577-1579
in situ: Sacristía de la Catedral de
Toledo, España.












U.I.O.G.D.