martes, 7 de octubre de 2008

Belisario Domínguez
(1863-1913)
Remitido por: Héctor Martínez López

Belisario Domínguez Palencia (Comitán, Chiapas; 25 de abril de 1863 - Ciudad de México; 7 de octubre de 1913). Fue un médico y político mexicano. Sus padres fueron Cleofás Domínguez y María del Pilar Palencia, personas con buena posición económica y reconocidos liberales. El abuelo de Belisario Domínguez, Don Quirino Domínguez y Ulloa, fue vicegobernador del Estado de Chiapas.

A principios de 1913, se trasladó a la capital del país para que su hijo Ricardo hiciera en México los estudios preparatorios. El doctor se instaló en el Hotel Jardín y su hijo en una casa de pensión. Ambos fueron testigos de los acontecimientos del período conocido como la "Decena Trágica". Supo la noticia del asesinato de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez, presidente y vicepresidente de México, y del ascenso del golpista, el traidor general Victoriano Huerta.

A los pocos meses, el Senador Leopoldo Gout murió y Belisario Domínguez ocupó su cargo, siendo un constante crítico de Victoriano Huerta y oponiéndose firmemente a su régimen. Su intervención fue decisiva para evitar el permiso de arribo de navíos estadounidenses al Puerto de Veracruz (cuyo fin, alertó Domínguez, era preparar una invasión); las críticas del Senador B. Domínguez no cesaron, incluso llegó a llamar al uso de las armas en contra del dictador Huerta. Son recordados especialmente dos discursos que pronunció en la Cámara de Senadores (23 y 29 de septiembre de 1913).

La noche del 7 de octubre fue sacado de su habitación en el hotel y conducido al cementerio de Xoco, en Coyoacán, donde se le martirizó y asesinó cruelmente. Sus verdugos, Gilberto Márquez, Alberto Quiroz, José Hernández Ramírez y Gabriel Huerta, sepultaron el cadáver. El doctor Aureliano Urrutia, enemigo profesional de Belisario Domínguez, le cortó la lengua al cadáver del senador y se la envió como un 'trofeo' a su amigo Victoriano Huerta. Después de varias pesquisas de los senadores, los parientes y los amigos del doctor, se descubrió la verdad de los hechos. Su asesinato fue un factor decisivo en la caída del régimen de Victoriano Huerta, quien, a los pocos días del asesinato de Belisario Domínguez, disolvió el Congreso y encarceló a 90 diputados.

La Cámara de Senadores está ubicada en el costado oriente de la Plaza Tolsá, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y en la explanada de este recinto se yergue una estatua de Don Belisario Domínguez.

Actualmente, la casa en la que nació está convertida en la Casa Museo Dr. Belisario Domínguez, rescatada por el gobierno estatal en 1976 y abierta al público desde 1985.

En su memoria, desde 1954, el 7 de octubre de todos los años, el Senado de México entrega la Medalla Belisario Domínguez del Senado de la República, instituida para premiar a hombres y mujeres mexicanos que se hayan distinguido por su ciencia o virtud en grado eminente y como servidores del país o de la humanidad.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Recibe
Miguel Ángel Granados Chapa
la Belisario Domínguez

Foto: Notimex

El periodista agradeció la entrega del galardón al señalar que es un reconocimiento a su trayectoria "de informar y formar opiniones.



En una sesión solemne del Senado de la República, el presidente Felipe Calderón entregó la medalla Belisario Domínguez 2008 al periodista Miguel Ángel Granados Chapa, ante la presencia de senadores del PRD.

La primera en emitir un mensaje fue la legisladora perredista María Rojo, presidenta de la Comisión de Cultura, tras lo cual el Ejecutivo federal hizo entrega formal a Granados Chapa del máximo reconocimiento que otorga la Cámara de Senadores.

Granados Chapa agradeció la entrega del galardón al señalar que es un reconocimiento a su trayectoria “de informar y formar opiniones y al periodismo crítico que ha dado cuenta del cambio democrático del país”.

Sin, embargo, reconoció que México enfrenta una de los circunstancias más críticas de su historia, “sobre todo cuando parece que estamos inermes ante ella”.

Momentos antes de que iniciara la sesión, la senadora Rosario Ybarra, del Partido del Trabajo (PT), gritó “es un honor estar con Andrés Manuel López Obrador”, aunque la ceremonia prosiguió sin interrupción alguna y sin que se alterara el orden.

Si bien estuvieron presentes la mayoría de los senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), fueron notorias las ausencias del vicecoordinador de la bancada, Ricardo Monreal, y de Pablo Gómez Álvarez.



UIOGD

1 comentario:

Sharif dijo...

Excelente, me hiciste recordar ciertas cosas de la historia de nuestro país que ya había olvidado y también me enteré de otras que no sabía.
Muchas gracias.